Lo que cuesta tener un bebe hoy en dia

Todos sabemos de sobra que un bebé te cambia la vida, muchas personas lo esperan con ilusión, otros son sorprendidos con la noticia y algunos ni siquiera se alegran por ello, luego cambian de idea pero la primera reacción les pilla por sorpresa. Sea como sea la llegada de un hijo no solo afecta a la pareja a nivel personas sino que lo hace y de una manera muy contundente a nivel económico. Son tantos los gastos que llegan tan de sorpresa como el bebé que algunas personas no saben como afrontarlo.

Siempre está la familia, siempre esta esa prima, esa hermana o esa amiga que te ofrece con gusto su cochecito o la bañera de cuando sus hijos eran pequeños, pero esto es solo un parche, son muchas otras cosas, otros gastos que vendrán a lo largo del embarazo y por supuesto cuando llegue el nuevo miembro de la familia para quedarse.
Hay personas que no tienen otro remedio que pedir ayuda, personas que apenas llegan a fin  de mes o que están pasando por un bache económico, estas personas recurren a los préstamos rápidos como opción para poder salir del apuro.

Es entonces cuando pueden comprar todas las cosas que necesita un bebé, la cuna, el cochecito, la sillita, la trona, la silla para el coche, la ropita de rigor, no mucha ya que crecerán muy rápido los  primeros meses, esterilizadores, biberones y todas esas cosas que aunque parecen cosa de poco se llevan una buena cantidad de dinero.  Es bueno poder contar con un dinero para las emergencias y que mejor que gastarlo en la incorporación a la familia de un nuevo miembro.

Tras el nacimiento llega el bautizo que aunque parezca que los invitados con su regalo al bebé pagan la celebración, siempre nos gastamos una buena cantidad de dinero en ello. No solo en el banquete para celebrar tan bonito día, la ropa de acristianar, la ropa de los padres, los detalles que se dan… todo es un suma y sigue de gastos que no podemos dejar de hacer y que si no fuera por el crédito que nos han dado no podríamos asumir. Poder hacer frente a todo lo que conlleva un nacimiento es alfo muy gratificante para los padres que vemos como crecen nuestros hijos no sin esfuerzo, no sin sacrificios, pero con mucha felicidad.