Archivo por meses: septiembre 2020

Como escoger una pizarra blanca

Para cualquier empresa una pizarra blanca es una herramienta fundamental que puedes tener para lograr un gran rendimiento. En todo caso, una pizarra magnética te confiere toda la versatilidad que puedas necesitar, en especial porque ofrece la posibilidad de usar imanes para dar unas mejores explicaciones en todas las situaciones.

Sin embargo, existen muchas opciones diferentes para elegir en el mercado, puesto que la oferta es enorme. Pero, para que puedas elegir bien, en el post del día de hoy me he dado a la tarea de preparar algunos consejos para que puedas conseguir la mejor pizarra blanca.

¿Cómo escoger una pizarra blanca?

Para que puedas escoger de una forma adecuada una pizarra blanca debes asegurarte de seguir los consejos que te traigo a continuación:

Tamaño

El tamaño es uno de los principales aspectos que debes tener en cuenta cuando vas a comprar una pizarra blanca. Esto debido a que dependerá en gran medida del espacio que tengas disponible para la instalación de la pizarra blanca.

Puedes encontrar pizarras blancas desde tamaños muy compactos, hasta pizarras de gran tamaño para salones de clases. Siempre se recomienda medir el espacio donde va a ir instalada la pizarra para que puedas escoger la que más se adaptará por completo a tus necesidades.

Tipo de superficie

Es otro aspecto fundamental a tener en consideración, en especial porque del tipo de superficie dependerá su durabilidad. Las superficies de melamina, aunque son de buena calidad, no están diseñadas para el uso intensivo, y por lo general no son magnéticas.

Si tu pizarra será para el uso intensivo, debes asegurarte de elegir una superficie de acero vitrificado o lacado. Esto debido a que este tipo de superficie si es compatible con imanes, y no se mancha fácilmente, lo que permite que puedas tener unos grandes resultados y una gran durabilidad en tu pizarra.

Elementos de movilidad

No todas las pizarras son para la instalación en una pared, puesto que en ocasiones necesitarás una pizarra que se pueda mover. Algunas pizarras de un tamaño compacto incorporan patas para que puedas colocarlas en cualquier parte, y son una gran opción si no necesitas mucho espacio.

Sin embargo, si necesitas una pizarra de gran tamaño y que puedas mover por todas las zonas de tu oficina. Lo mejor es optar por un modelo que tenga ruedas, porque así podrás asegurarte de que tendrás un rendimiento adecuado, y que será mucho más fácil de desplazar.